mercadeo-wedding¿Qué entrega? ¿Cómo lo entrega? ¿Sabe qué pasa con sus clientes después de un servicio? ¿Qué debe suceder además de una transacción de dinero? ¿Qué más puede darle a sus clientes después de un servicio?

El mercadeo para un servicio profesional de fotografía no tiene porqué ser aburrido o convencional. Las preguntas correctas pueden ser el inicio para cambiar o afinar lo que normalmente está entregando a sus clientes. Explore estas cuatro lecciones de mercadeo de un fotógrafo.

Cualquier persona que trabaje por servicios profesionales en fotografía desea que sus servicios sean los mejores. Aun así todo va cambiando y solo un buen servicio no basta, se necesita pensar afuera de la caja para lograr encontrar los pequeños detalles que enamoren más al cliente, y que a la vez logren la preferencia de sus servicios sobre la competencia.

Pero qué son esas “cosas” que se pueden hacer para enamorar a sus clientes en el antes, durante y después de sus servicio profesional de fotografía. El secreto está en pensar como cliente, para lograr identificar esos puntos donde se puede dar más valor, y aparte tener muy bien mapeado el proceso con cada paso a seguir permite que la magia pase. Estos dos puntos le facilitarán la vida.

Pongamos un ejemplo, si usted es un fotógrafo de bodas lo normal es que tenga algunos paquetes para que lo clientes puedan escoger, los cuales incluyan “x” cantidad de fotos, algunas impresas, un video, etc.

Todo esto está bien porque es una base de arranque, pero lo más seguro es que otros fotógrafos entreguen lo mismo o más, y si pensamos como el cliente nos daremos cuenta que una pareja que esté pronto a casarse no quiere lo tradicional, sino todo lo contrario, quiere sentir que su boda será única y que las fotografías serán únicas también.

Todo esto se logra no solo en unas muy buenas fotos (claro está que tiene el mayor peso de todo) sino también en todo aquello que pueda sumar a la experiencia de su cliente una vez que se entrega el producto final.

Entonces cómo podemos destacarnos más allá con los servicios profesionales que damos, estos son unos consejos para lograrlos:

Piense en el antes de su mercadeo y el cliente

Lo mejor es pensar en el proceso del antes para sus clientes. Entonces el “mapear” todos los pasos que se deben hacer para que un cliente se eduque sobre el servicio antes de contratarlo, entre ellos está testimonios de clientes pasados, casos de éxito, videos que muestren el proceso, entrevistas, por supuesto que trabajos realizados anteriormente, de ser posible alguna prueba del servicio y esto puede ser una pequeña reunión para brindar más información. De ser así, lo que lleve a la reunión debe estar incluido dentro de su proceso, ejemplo una carpeta con un paquete de información, etc. Todo esto denotará que su servicio esta fundamentado en un proceso lo cual se traduce en seguridad para al cliente.

El mercadeo de un fotógrafo durante el servicio

Una vez que comienza a darse el servicio, es un momento clave para empezar a enamorar al cliente, y todo esto normalmente se logra con cosas muy pequeñas.

Si tomamos nuevamente el ejemplo del fotógrafo de bodas, este podría crear un pequeño documento con “los 5 consejos para que sus fotos de boda luzcan espectaculares” o un documento con preguntas que se llame “conociendo a los novios para una mejor sesión de fotografía” acá pueden haber preguntas como canción favorita (para hacer video), lado fotogénico de la persona, detalles importantes que les gustaría tener en las fotos (un reloj con historia, un collar importante,etc), entre otras preguntas.

Esto “mata dos pájaros de un tiro” permite información importante al fotógrafo para tener las fotografías que como mínimo esperan, y a la vez los futuros esposos sentirán profesionalismo.

Esto son solo unas ideas que no consumen más que un poco de tiempo pero que dan un buen efecto en los clientes y que ayudan a diferenciar, y por supuesto no deberían de faltar en el proceso de mercadeo de un fotógrafo.

Otro consejo para el durante es el no solo enfocarse en las fotos de lo novios. Recordemos que ese día para los novios es de muchas cosas, entonces también tomar fotos de invitados, familiares, detalles temáticos de la boda, entre otros. Algo tan sencillo como esto tiene muy buena aceptación ya que muchas personas el día de su boda no recuerdan quienes estuvieron debido a lo ajetreado del día, esto es pensar como el cliente, es ponerse en los pies de ellos, y por supuesto sus clientes se sentirán satisfechos con esto.

Mercadeo después del servicio de fotografía

Acá los esposos ya saben que recibirán hasta cierto punto, es la oportunidad de demostrar más valor. El servicio no se acaba después de que se entrega el producto final, realmente es una lástima si los fotógrafos piensan así, porque desperdician una parte del proceso de mercadeo que brinda muchos frutos.

Pero, ¿cómo lograrlo? El secreto sigue estando en la planeación (mapeo) de cada paso. NO basta solo con la entrega de las fotos, sino que hay que llevar esto más allá.

Lo que hay que hacer es pensar muy bien lo que se entrega tanto para que sea de impacto para el cliente como para su mercadeo. Un ejemplo simple para lograr esto es creando una pequeña revista o documento con las fotos de invitados para que los esposos puedan compartir, o una sección exclusiva con acceso con clave para los invitados a la boda para que puedan ver las fotografías, ya que normalmente aparte de los esposos, no todos ven las fotos los cuales son posibles nuevos clientes.

Cosas tan simples como estas que incluso no se toma mucho tiempo agregan mucho valor a sus clientes y a mercadeo del servicio ya que están compartiendo el producto final, donde también ellos son parte.

En resumen cada paso de un servicio debe estar bien pensado en cada paso, enfocado en cada punto de contacto con el fin de que tanto el cliente como el fotógrafo se vean beneficiados.