Meta: Tanzania 2002A todos los emprendedores nos toca identificar y entender el balance ideal para nuestro negocio y las metas que queremos lograr. Y sabemos la importancia de definir bien cual es esa meta. Pero, por alguna razón cuando hablamos de metas de mercadeo algunos pierden el enfoque.

La semana pasada pude trabajar con un cliente local que vé un gran valor en su comunidad de personas conectadas en las redes sociales. Y con gran razón, ya que las redes pueden ser una base de clientes potenciales importantes, o una buena herramienta de retención de clientes actuales. El perfil del negocio en facebook tiene un poco menos de 10.000 seguidores y querían ayuda para llegar a quince mil y luego duplicarlo.

Es fácil entender como ese número impresiona al emprendedor que recibe menos de 100 personas al día en su negocio y menos de 100 visitas a su página web al día, pero ha logrado que diez mil personas se interesen por su perfil de negocio en línea. Y es tanta la atención que ha generado en el empresario que tiene una persona de confianza que divide responsabilidades entre actividades tradicionales de mercadeo dentro y fuera del local y la administración de la comunidad en línea.

Cuando entramos en conversación de mercadeo y le pregunté sobre el valor de su red en línea, sus respuestas volvían inevitablemente al gran número de seguidores.

¿Cuanto tiempo y recurso invierten en mantener activo su perfil de facebook?
Como dos horas al día. A veces más porque hay muchos comentarios. Es que son casi diez mil!

¿Cuantos de sus seguidores en Facebook son clientes actuales del negocio?
No estoy seguro. Pero de diez mil seguro que un buen número ya son clientes.

¿Que porcentaje de sus seguidores tienen el perfil de cliente que quiere atraer para su negocio?
Es dificil saber. Pero si tuviera que adivinar y sin saber mucho de esto, yo digo que como un tercio de los diez mil.

En total, pudimos compartir tres horas de asesoría con el resultado de dos puntos de acción muy conretos y un nuevo enfoque para sus actividades, en especial sus esfuerzos en línea. El ejercicio sirvió para recobrar el enfoque de sus objetivos y las metas que realmente son importantes para el emprendedor y su negocio.

A veces nos complicamos en nuestro afán por medir y enfocarnos en los números. Pero, con mira en nuestras metas, es igual de importante cuál número queremos medir que la cantidad de ese número que buscamos lograr. La misma claridad que tenemos con el enfoque del negocio lo debemos tener con las medidas de éxito que definimos.

[box]La próxíma vez que se encuentre muy enfocado en un número redondo, deténgase un momento a considerar si es verdaderamente un hito importante para sus metas.[unordered_list style=”bullet”]
  • ¿Le importa a alguien si su grupo de facebook llega a 10.000 miembros?
  • ¿Realmente será más el valor para mí o para mis clientes que cuando la comunidad que tenía solo 9.999 miembros?
  • ¿Si logro este hito, cuál será el efecto directo en mi negocio?
[/box]

Cuales son las metas realmente importantes?…