Machete de MercadeoPara la mayoría de los que vivimos en Latinoamérica un machete no es novedad. Es una herramienta multiuso. Es un cuchillo largo, ancho, y que tiene una infinidad de usos posibles en el día a día de un agricultor o hasta en un jardín citadino.

El machete es práctico en muchos contextos. Corta a través de vegetación densa, separa maleza, recoge cosechas y hasta sirve para preparar alimentos. Pero el machete es solo un instrumento con que logramos estas cosas, sin una intención clara se vuelve inútil o hasta peligroso.

Así es el mercadeo para su empresa. Es una herramienta útil para el negocio y sus clientes, pero debe de tener una intención clara para que no se vuelva una carga y genere resultados.

El equivalente del machete para el mercadeo de un emprendedor es la mente aguda, capaz de reaccionar rápidamente. Permite sacar el máximo ingenio y creatividad para crear acciones de mercadeo de bajo costo y alto impacto.

El machete de mercadeo y el cortador de caña

La moraleja del cortador de caña es que está tan ocupado cortando que no tiene tiempo para afilar su machete. Mientras sigue trabajando fuerte su machete va perdiendo más y más el filo y se vuelve menos certero. Su productividad baja y va empeorando con cada esfuerzo.

[highlight]A veces para mejorar los resultados uno tiene que detenerse, tomar un descanso de las acciones y afilar su machete de mercadeo.[/fusion_highlight]

3 maneras de afilar su machete de mercadeo sin tomar vacaciones

[unordered_list style=”star”]
  • Una vez a la semana lea una revista completa de un tema que por lo general no leería. Esto ayudará a desconectarse de lo usual, generar nuevas conexiones de información, y descongestionar el flujo de ideas. Para mí este es el equivalente de leer una revista como VOGUE durante el almuerzo. Algo que no haría de otra forma.
  • Cuando tenga oportunidad, hable con un niño. Intente participar en la conversación en vez de dirijirla como tratamos de hacer ‘los grandes’. Los niños no están tan encajonados a una sola manera de pensar, y están más dispuestos a explorar ideas nuevas. Mi hijo me ayuda a afilar mi machete de mercadeo todos los días!
  • Tome dos fotos al día y guárdelas en un lugar donde las pueda ver. El solo hecho de pensar sobre el lugar y momento de tomar las fotos cada día le hará ver su entorno de otra forma. A mi me ayuda a apreciar detalles que de otra forma nunca hubiera visto.
  • [/unordered_list]

    Y usted como afila su machete de mercadeo?