consejos-para-manejar-las-objeciones-en-las-ventasLos emprendedores que tiene como tarea abrir el negocio, llevar las cuentas, limpiar el local, publicar en redes, hacer seguimientos, entre otras tareas, también les toca ponerse la camiseta de vendedor.

Esto quiere decir que también saben que las objeciones pueden aparecer en cualquier momento para dificultar una venta, pero estas siempre tienen un trasfondo que no necesariamente es lo que el cliente dice.

Estos son unos consejos que permitirán que las ventas de su producto o servicio sean más fluidas:

Conocer

Los clientes siempre tienen en su cabeza la pregunta de ¿cuánto cuesta? pero el precio es lo último que se debe mencionar. Por eso conocer su producto, saber cada uno de sus atributos y los beneficios directos para el cliente será su mejor aleado, ya que podrá educar al cliente sobre esto lo cual permite que al nombrar el precio ya no se vuelva una objeción.

Hay clientes que son penosos, y esto les dificulta entender ya que no consultan por temor a que los vean como “tontos”, pero la tarea acá no se trata de venderles, sino de educarlos para que entiendan el valor de la propuesta.

Punto de comparación

Conocer los precios de la competencia, ayudarán a que usted conozca el entorno en el que se desarrolla. Psicológicamente cuando se brinda un precio a un cliente, este suele comparar de una escala de cero al costo que se le dijo, pero recordemos que la conversación no se debe basar en donde es más barato.

La conversación debe ser donde se entienda el valor de lo que se ofrece, ahí es donde debe haber la comparación, ya sea por respaldo, garantía, servicio, entre otras cosas, pero nunca si el otro negocio tiene el producto o servicio a un costo menor.

Investigue a fondo

Muchas veces cuando se menciona al cliente todos los beneficios y se quedan enamorados del producto o servicio aparece el “punto negro en la hoja blanca” o sea el precio.

Los clientes suelen buscar un pretexto para no decir la verdad del por qué realmente no dan el paso a la compra, y muchas veces es un puro “maquillaje” de lo que realmente es. Investigar más a fondo de ese por qué le podrá ayudar a que la venta se realice, no se quede con la primera respuesta que dan los clientes, indague por qué necesita lo que solicito, uso que le quiere dar, si es para ellos o no, el secreto esta en consultar y consultar para lograr entender.

Experiencia de producto o servicio

Los clientes ya no se dejan llevar solo por un juego de palabras, ellos necesitan creer y sentirse tranquilos que hicieron un compra inteligente. Una experiencia que vaya desde el antes, durante y después de la compra es lo que genera esa confianza, pero no solo eso, sino también es donde nace el aumento en la cartera de clientes para su negocio.

Es importante mencionar de que los negocios no se tratan de forzar las ventas, realmente es ofrecer el producto o servicio para el tipo de cliente que necesita eso, por eso conocer muy bien a su cliente ideal facilita el trabajo del día a día del negocio.